Tipos de asadores

¿Se va a hacer o no se va a hacer la carnita asada?

El verano se asoma y trae consigo las reuniones y convivios familiares. Para ello, no hay nada mejor que disfrutar de una carnita asada en compañía de los amigos y seres queridos. Si estás considerando adquirir un nuevo asador, aquí encontrarás información valiosa sobre los tipos que existen para elegir el que mejor se adecúe a tus necesidades y las de tu familia.


¡Continúa leyendo!

Asador de carbón

El tradicional asador de carbón proporciona el delicioso sabor ahumado que tanto nos encanta. Es una opción económica y perfecta para cocinar para pequeños grupos de personas.

En caso de que te interesen este tipo de asadores, debes tener en cuenta que:

  • Cuando se cocina con carbón, se requiere de práctica y experiencia, desde el encendido hasta la cocción de los alimentos
  • Se requiere limpiar las cenizas con regularidad
  • El tiempo promedio para encender un asador de carbón es de 20 minutos
  • Los asadores de mejor calidad cuentan con ventilas para controlar la temperatura de cocción.

Si bien es uno de los favoritos, implica más trabajo al momento de preparar los alimentos, pero sin duda alguna, vale la pena.

Asador de gas

Los asadores de gas le restan dificultad al proceso de encendido, ya que solo necesitas ayuda de un cerillo o encendedor eléctrico y en 10 minutos ya está listo para comenzar a preparar la carnita asada.


Este tipo de asadores te permiten utilizar gas propano líquido o natural, el cual a largo plazo resulta más económico que el carbón. Son una opción más limpia y con menor impacto ambiental, ya que queman de forma más limpia.

Si eliges este tipo de asadores, debes tener en cuenta que:

  • Los alimentos carecerán de sabor a ahumado.
  • Los de emparrillado simple generan humo y en ocasiones encienden las llamas, por lo que hay que procurar cortes no grasosos.
  • Al requerir de gas, no podrás moverlo libremente.

Los asadores de gas son una buena opción si lo que buscas es tener mayor espacio en las parrillas y cocinar tus alimentos de forma sencilla.

Asador eléctrico

Similares a los de gas, los asadores eléctricos en lugar de quemadores, cuentan con resistencias eléctricas.
Por lo regular son pequeñas, desmontables y portátiles, por lo que puedes moverlas a donde tú gustes. Además, es súper fácil limpiarlas y darles mantenimiento.
Si buscas este tipo de asadores, ten en cuenta
que:

  • La carne no tendrá sabor como con el carbón.
  • Para marcar la carne tipo grill, se requiere de parrillas especiales.
  • Requieren de conexión eléctrica, por lo que solo la puedes mover dependiendo la extensión de su cable.
  • Su consumo eléctrico es elevado, aunque es por un periodo corto de tiempo.

Si vives en un departamento o casa pequeña, o bien, si quieres vivir sin la preocupación de quedarte sin carbón o gas, esta es la opción idónea para tí.

Bonus: Asadores infrarrojos

Así como lo lees, también puedes asar tu carne con infrarrojo. Existen modelos que funcionan con gas y otros con electricidad. Así como los asadores de gas y eléctricos, tus alimentos no tendrán el sabor ahumado, pero su principal diferencia es que está listo en un par de minutos y cocina de manera uniforme y rápida ya que emiten más calor.

En pocas palabras, son mucho más calientes, eficientes y limpios, ya que lo que gotea en el vidrio o cerámica se evapora instantáneamente.

Ahora que conoces las principales características, ventajas y desventajas de cada tipo de asador, te toca a ti elegir el que mejor se adecúa a tus necesidades. Recuerda que antes de adquirir tu nuevo asador, debes considerar tu presupuesto, espacio y resultados esperados en la cocción de tus alimentos.

En Expo Tu Casa encontrarás gran variedad de asadores, perfectos para disfrutar de una carnita asada de verano en
familia. ¡Te esperamos del 19 al 21 de julio!